De como reír con vos, era tan natural.

lunes, enero 11

¿Es posible Olvidar? ¿Realmente Olvidar?

Nota: Muchas gracias a las 17 personitas bonitas
que me siguen, se los agradezco y espero que les siga gustando la pequeña
historia de Miel (:


Serafín viajaba mirando por la ventana, se había peleado con su novia y no podía dejar de pensar en ella, y su iPod se complotaba contra él, pasanda las mejores canciones de Oasis, y también, de casualidad, las que más le hacían acordar a ella. Hasta que el aleatorio que él había dispuesto en el reproductor saltó a una canción de los Beatles.
Something in the way she moves attracts me like no other lover.
Esa canción que un año y algunos meses atrás le había dedicado a ella.
Apagó el iPod, enojado y cerró los ojos esperando que las horas se hicieran minutos y llegará a la playa pronto.

Agustín salió del agua con una gran sonrisa, su novia estaba frente a él, con una gran sonrisa en el rostro. Él la miró de pies a cabeza, y volvió a sonreír, apuró el paso y fue a abrazarla, plantándole un beso de esos de película en esos labios. Y ella lo acarició desde los hombros a las mejillas, y se deslizó al final del beso, por su clavícula, hasta el rinconcito entre ésta y su cuello. Y el cabello de la chica se transformó de rubio dorado a un castaño claro extraño y un escalofrío recorrió todo el cuerpo del chico.
Sólo una persona le había dado un beso ahí.
Se separó de Valeria, le sonrió a medias y empezaron a caminar juntos de la mano, pero no podía sacarse de la cabeza la imagen de ella y sus besos.

Matthew corrió, prácticamente al hall para ver si alguna computadora estaba libre: y la consiguió, se sentó al instante y se conecto. La vió conectada y le habló al instante y ella respondió con un "Bonito" que le erizó los cabellos de la nuca y le puso la piel de gallina. Hablaron por lo que fue una hora, porque debía irse a comer y seguro ella tendría sueño, pero aprovechó para confesarle que la extrañaba.
Porque era escuchar esa canción en su iPod y recordar que al volver a casa, la tendría esperándolo. De vuelta a casa tendría esos besos, esos abrazos y la tendría a ella sola, sólo para él.
Cuando tuvo que desconectarse, y al llegar a la mesa, su familia sonrió porque la sonrisa que él tenía en el rostro era inexpicable.

Miel se fue a dormir, confundida y ojeada.
Ups.
Quizá mucha gente estaba pensando en ella, últimamente.

7 comentarios:

  1. A mí por lo menos, me sigue encantando :)
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Mm.. En realidad, no. Todos pensando en QUE habría pasado si se hubieran quedado con ella. Por eso es que hay pequeños detalles que les hacen recordar, porque se decidieron ellos por otras antes que ella, entonces nunca llegaron a conocerla en su totalidad.

    @ChicaGuau graciaas! (:

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a ti por escribir tan bonito y hacer que vengamos impacientes a ver una nueva historia!Me ha gustado! Un besoo!^^

    ResponderEliminar

Miel suele tachar la mayor parte de lo que escribe. ¡No hagas como ella y déjale un comentario por sus locas palabras! Ella promete no tachar las tuyas,